TODOS SUMAN

Buenísimo fin de semana de resultados. Cinco victorias y dos empates, entre los que destacan la magnífica remontada del Nacional en Zubieta y el meritorio empate del Cadete Vasca en Lezama.

El que no pudo pasar del empate a cero fue el División de Honor Juvenil. En la mañana de  ayer, los de Iñaki Rayo hicieron sobrados méritos para la consecución de los tres puntos. El Antiguoko se mostró superior al Numancia, al que le generó peligro en varias ocasiones, pero tanto el portero soriano, como la madera, evitaron que nuestros delanteros perforaran la portería numantina. A la postre, un punto que permite a los nuestros continuar sumando y con una buena dinámica de juego, que sirve para seguir acercándose a una zona templada de la tabla. Este Domingo tendrán otro encuentro importante ante el Arenas en Getxo.

Tarde de las de recordar el Sábado en Zubieta. El Liga Nacional Juvenil, tiró de casta y esfuerzo para hacerse con un partido que se le puso cuesta arriba. Fue la Real quien hacía el primer gol a los 20 minutos de partido. Pero poco después un gran Muguruza empataba el marcador. Con 1-1 se llegaba al descanso para comenzar la segunda parte con mucha igualdad. Los locales volvían a adelantarse a falta de 20 minutos. Los nuestros, lejos de tirar la toalla, se venían arriba, y ponían toda la carne en el asador para dar la vuelta al marcador. Un genial Markel, aprovechaba la mala colocación del portero realista, para colar por el palo corto una falta lateral. Con el 2-2, el Antiguoko era quién manejaba el partido con continuas llegadas al área rival. En una de ellas, Andrea, muy inspirado durante todo el encuentro, ponía a los celestes por delante con un gol de bella factura. Y en la última jugada del partido, Markel volvía a aprovechar otra falta de idénticas características, para establecer el definitivo 2-4 en el marcador. Tres puntos que valen su peso en oro y que sirven para que el segundo equipo recobre buenas sensaciones. Fuera de los puestos de descenso, afrontan lo que queda de mes con la motivación y la ilusión muy altas.

Buena remontada también la conseguida por el Liga Vasca Juvenil. No comenzaron bien las cosas para los del 2001, que a poco de iniciarse el encuentro se encontraban con una desafortunada jugada que el Ordizia aprovechaba para adelantarse. Los de Kepa no se vieron influenciados y no cesaron en el esfuerzo. Un esfuerzo que tenía premio, ya que en un gran segundo tiempo conseguían materializar dos goles para volver a conseguir tres puntos y continuar al frente de la tabla clasificatoria.

Encomiable trabajo también del Liga Vasca Cadete en Lezama. Ante uno de los mejores equipos de la categoría, los de Iñigo Cela plantearon un partido de tú a tú a los rojiblancos. Con mucho rigor táctico y fantástico esfuerzo de todos los que saltaron al campo, conseguían un meritorio empate a cero. Octavo partido consecutivo sin conocer la derrota de un equipo que parece no tocar techo.

Bonita victoria también la que consiguió el Cadete de Honor en casa del Sanse. A los de Gorka les costó abrir la lata, pero una vez hecho el primer gol, y con un fútbol vistoso en un campo complicado, obtenían la victoria con un amplio margen de 0-4. Líderes en solitario, el equipo sigue con una magnífica evolución jornada tras jornada.

Por último, señalar las cómodas victorias que conseguían los dos equipos infantiles en sus respectivos enfrentamientos a Sporting de Herrera y Urola. En el caso del Infantil de Honor, concluye la primera fase, en la que los entrenados por Iñigo Elarre firman una primera fase con pleno de victorias y muy buenas sensaciones. Esta tarde en los locales de la Federación se celebrará el sorteo que dilucidará los rivales para la siguiente fase.

ZORIONAK GUZTIOI!

GORA ANTIGUOKO