Poco premio

Jornada que deja pocos puntos, a pesar del buen juego de nuestros equipos.

El primer equipo vivía un intensísimo duelo el Sábado ante el Eibar. Los armeros fueron los que más fuerte comenzaron el encuentro, pero fueron los celestes, con gol de penalti de Joanes, los que abrían la lata. Tras el gol, los de Rayo, tomaron el control del juego, y fueron quienes más peligro llevaron al área rival. Sin embargo, en la última jugada del primer tiempo, con el tiempo de añadido ya excedido, un corner que botaban los visitantes, era bien rematado por su delantero, para empatar la contienda. Tras el paso por vestuarios, fue el Antiguoko quién entraba muy enchufado al verde. Suyas fueron las mejores ocasiones. Incluso contaban con un libre indirecto dentro del área, pero no fueron capaces de materializar en gol. Un punto que puede saber agridulce, pero que deja notas muy positivas para seguir creyendo en el trabajo y mirar a los próximos partidos con optimismo e ilusión. Cada partido, el equipo muestra una alta fiabilidad. Esta semana tocará viajar a Soria, para enfrentarse el Domingo a las 16:30 al Numancia en la Ciudad Deportiva.

Duro castigo para el Liga Nacional que comenzaba bien su partido. Los de Ionander entraban bien en el encuentro y dominando el juego, conseguían ponerse por delante. Sin embargo, el Barakaldo tiraba de veteranía, y al contragolpe conseguía levantar el resultado con acierto anotador. En un inicio duro para el segundo equipo, es momento para seguir trabajando y continuar con un proceso de mejora que traerá las victorias más pronto que tarde. Este fin de semana volverán a tener una bonita oportunidad de conseguir el primer triunfo ante el Easo en Berio.

Inmerecida también la derrota que sufría el Liga Vasca Juvenil. Los de Kepa dominaron de forma contundente la primera parte, y conseguían irse al descanso con 1-0 de ventaja. Una ventaja, que pudo haber sido mayor, ya que los del 2001 tuvieron claras ocasiones de aumentar la renta. Sin embargo, y como muchas veces ocurre en este deporte, los detalles marcaron el devenir del partido. Dos lesiones de los nuestros, hacía que el entrenador tuviera que introducir cambios en el once. Con un juego poco vistoso, el Vasconia, conseguía en dos jugadas de su delantero, el segundo en claro fuera de juego, anotar dos goles, que hacían que los puntos se marcharan a Puio. Una derrota injusta a tenor de lo visto en el terreno de juego, que en cualquier caso, servirá a los del 2001 para seguir creciendo y madurando en su aprendizaje deportivo. 

El que no ha podido tener un mejor comienzo ha sido el Liga Vasca Cadete. Los de Cela, se imponían por 0-2 ante el Leioa, en un partido en el que no pasaron muchos apuros. Comandado la clasificación, recibirán esta semana al Athletic de Bilbao en Berio.

Gran debut liguero también del Liga de Honor Cadete. Los de Gorka, con un juego alegre y trenzado en ataque, y contundentes en defensa, se quedaban con tres puntos, conseguidos con esfuerzo ante un voluntarioso Sanse. Muy buenas sensaciones de un equipo joven, que en un partido exigente, supo competir a una gran altura.